Oaxaca, tierra de tapetes y mezcal

ig_sto_dmgo2

Ciudad de Oaxaca. Atrás Iglesia de Santo Domingo

[Mayo 2014]

Veníamos con altas expectativas del estado de Oaxaca, ya que en los 3 meses que llevamos recorriendo México nos han hablado puras maravillas de esta zona, hasta el punto de escuchar “es lo más bonito de todo el país” y eso es mucho decir!

Salimos de Puebla por la ruta libre (sin peajes) hacia Ciudad de Oaxaca con la intención de ahorrarnos algunos pesos, pero llegó un minuto en el que la desesperación nos hizo cambiar de opinión: avanzamos 100 kilómetros en 3 horas!! Nunca nos había tocado un taco tan horrible y caminos tan malos como hasta este día. Mirábamos el GPS intentando buscar una salida a la carretera y finalmente tuvimos que retroceder un buen tramo para tomar la autopista y continuar hacia nuestro destino.

Pagamos el primer peaje con una sonrisa en la cara, aliviados de haber salido de esa locura! Vic acelera y la Piscola llega a los maravillosos 100kms/hr., el viento fresco nos llega en la cara, eso era todo lo que teníamos que hacer…

Vamos avanzando por la sierra norte, curvas varias marcan el camino, al fondo vemos el cielo negro y de repente la Piscola empieza a perder fuerza. Tranquilos, después de varias experiencias previas, pensamos: “nos toca cambio de filtro de combustible”. Avanzamos un poco más buscando un lugar para estacionar y comienza a caer la lluvia con ganas!! “Chuata, vamos a necesitar un techo porque también tenemos que cargar más aceite al tanque”. Seguimos avanzando y encontramos un techito donde poder refugiarnos mientras pasaba un poco la tormenta. Y como siempre ocurre, esta vez no se quedó atrás la “Ley de Murphy”. A penas terminamos de cargar aceite y cambiar el filtro, la lluvia para y sale el sol!!! Sin comentarios…

Decidimos retomar el último tramo por la libre, ya que se veía bastante buena, sin embargo comenzó una tormenta del terror, y como íbamos por la sierra, los rayos nos caían súper cerca. En un momento Vic tuvo que salir a chequear un enchufe que parece había quedado suelto y en ese preciso momento cae un rayo casi encima de él! Al segundo de caer el rayo, Vic estaba adentro de la camper, de un salto se metió del puro susto!

Llegamos de noche y bien cansados a Ciudad de Oaxaca, después de darnos varias vueltas, porque el GPS no está totalmente actualizado y en México nos ha dado unas instrucciones bien curiosas, por decir lo menos. Nos recibe amablemente Polo, a quien contactamos por CouchSurfing y que supo que íbamos a llegar tarde y nos tenía comida lista para cuando llegáramos a su casa. Esa noche, después de conversar un rato con nuestro nuevo anfitrión, armamos nuestra “cama” con colchonetas en el piso del living y caímos como roca.

polo

Los dos días que siguieron recorrimos la ciudad y su centro histórico, visitamos los Mercados de artesanías y comida donde probamos las famosas tlayudas (tortilla gigante con carnes varias frijoles, tomate, palta y queso… como si fuera una pizza), entramos a muchísimas tiendas donde venden los famosos tapetes oaxaqueños (alfombras de lana tejidas en telar a mano), fuimos a la Iglesia Santo Domingo cuyo interior está bañado en oro, buscamos aceite por distintos restoranes y conseguimos bastante. También visitamos las ruinas de Monte Albán, donde nuevamente hicimos trueque de entrada por fotografías gracias a la Arqueóloga de Teotihuacán que nos hizo el contacto.

Esta es la famosa Tlayuda que compartimos con Vic

Esta es la famosa Tlayuda que compartimos con Vic

Ciudad de Oaxaca, centro histórico

Ciudad de Oaxaca, centro histórico

Baile al exterior de la Iglesia Santo Domingo

Baile al exterior de la Iglesia Santo Domingo

El interior Iglesia Santo Domingo está completamente bañado en oro

El interior Iglesia Santo Domingo está completamente bañado en oro

Ruinas de Monte Albán

Ruinas de Monte Albán

Monte Albán

Ruinas de Monte Albán, casi sólo para nosotros

Luego visitamos el pueblo de Teotitlán del Valle donde enloquecimos ya que es acá donde se fabrican los maravillosos tapetes que hemos estado viendo a lo largo de México. Lo más lindo de todo es que es una tradición familiar que se ha practicado, tanto por hombres como mujeres, por muchos años. Casi en cada casa hay un taller, unos más grandes que otros, y en un par de ellos, donde asomamos la nariz, nos invitaron a pasar y nos explicaron cómo funcionaba el telar y de dónde sacaban los tintes naturales (plantas, insectos, flores, minerales). Fue super interesante poder compartir con estos artesanos y aprender realmente de dónde viene toda esta magia, ya que es muy distinto ir a la tienda, elegir la alfombra (o tapete) que más te gusta, pagar y llevártelo. Ahora sabemos todo el trabajo que hay detrás.

En Teotitlán del Valle, este artesano nos explica cómo funciona el telar

En Teotitlán del Valle, este artesano nos explica cómo funciona el telar

Tintes naturales hechos de cochinilla (insecto que de el color rojo) y lo mezclan con limón para fije bien en la lana.

Tintes naturales hechos de cochinilla (insecto que de el color rojo) y lo mezclan con limón para fije bien en la lana.

Se podría decir que este pueblo nos atrapó, estuvimos varios días acampando en las afueras, pero no “así no más”. Tuvimos que ir a hablar con el Presidente de la Comunidad y solicitar un permiso especial, que era un documento impreso con sellos, timbres, firmas y demases que decía quiénes éramos, qué estábamos haciendo, dónde íbamos a dormir y por cuantas noches. Esa onda!! Primera vez en estos 9 meses de viaje que tuvimos que hacer todo este proceso burocrático para poder acampar.

Nuestro lugar de camping en Teotitlán del Valle

Nuestro lugar de camping en Teotitlán del Valle

Una noche, como a la 1 de la madrugada, sentimos ruido afuera de la camper, voces de hombres hablando en zapoteco (lengua indígena) y al rato tocan la puerta. La verdad es que sí, nos asustamos, pero Vic valientemente se levanta y les pregunta quiénes son. “La policía”, contestan. Ahhh, nos vienen a pedir el permiso. Y efectivamente eso era. Estaban controlando que estuviera todo en orden en su ronda de la noche. “Disculpe la molestia y disfruten su estadía”, nos dicen y se van.

Al día siguiente fuimos a ver una celebración religiosa con  baile  de máscaras, “los danzantes”, que era en una casa, pero estaba todo el pueblo invitado. Obviamente éramos los únicos afuerinos, sensación que cada vez nos agrada más y no necesariamente por el hecho que todos te miran y son extremadamente amables contigo, sino más bien por el hecho de sentir que ese momento te pertenece y que la reacción de la gente es más espontánea y genuina. El baile estuvo increíble, con banda  y todo y nos dieron para tomar un destilado de maíz como con una baba, que estaba muy refrescante y rico. Por supuesto que al rato corrían las cervezas y tragos más fuertes.

En la noche veníamos manejando de vuelta a nuestro camping y resultó ser que como era el día después de la celebración de la cruz de Mayo, una de las miles de fiestas que se celebran en México y que básicamente y con tintes religiosos se dedican a tomar y bailar, venía un tipo super curado manejando. Lo digo porque Vic se hizo a un lado para que el tipo pasara y lo vimos muy cerca, borrachísimo manejando y se venía directo a la Piscola. Menos mal que venía despacio y que nuestra camio es un mounstro, ya que efectivamente pasa pegado, la raspa y sigue. Vic se baja a ver el “daño” ya que sonó un raspón bien feo, que después de revisar y revisar (sin que nos importe mucho) fue en la esquina del parachoque y todo el daño se lo llevó el curado que al día siguiente debió haber encontrado su camioneta toda rayada… justicia divina…

Otro día, necesitábamos filtrar aceite quemado así que fuimos al centro a conseguir corriente eléctrica con algún local comercial, o en el Museo, pero no tuvimos suerte. Volvimos a hacer la cola para poder hablar con el Consejo  de la Comunidad y pedir un enchufe!!! Pueden creerlo? 20 minutos esperando para pedir un simple enchufe!! Pero bueno, finalmente el Consejo después de discutirlo entre ellos en zapoteco, decidió que nos podían prestar el de su oficina, así que tiramos un alargador y filtramos ahí afuera.

Antes de partir hicimos nuestra compra obligada de un par de tapetes. Uno para nosotros y otro para vender, para poder pagar el nuestro. Es que era imposible no llevarse uno, después de saber la historia y conversar con tanto artesano local, además que son realmente lindos y es un trabajo baratísimo para el detalle y tiempo que toma.

Y así se nos pasaron los días, hasta que decidimos volver a la ruta para visitar “Hierve el Agua”, unas cascadas petrificadas de las que habíamos oído hablar maravillas y además habíamos visto fotos espectaculares! Pero no todo lo que brilla es oro…

Hierve el agua

Hierve el agua

De partida, el camino para llegar está horrible! Lleno de hoyos, curvas y pistas angostas que en más de una oportunidad tuvimos que parar y echarnos a un lado para que el auto que venía en contra pudiese pasar. Además fuimos en fin de semana largo por lo que estaba lleno de gente, el lugar de camping era en el estacionamiento de tierra sin vista a ninguna parte y en las fotos se veía mucho más impresionante de lo que realmente era. Me declaro en huelga!! Pero creo que ya me he quejado suficiente y puedo decir que el lugar es bonito, sí, está lindo, pero las expectativas en esta oportunidad jugaron muy en contra.

De vuelta a Ciudad de Oaxaca pasamos por un pueblo llamado Mitla y para confirmar que el “mundo es un pañuelo” nos encontramos nuevamente con Claudia y Cristián, quienes también están recorriendo “De Alaska a Patagonia” por tierra. Vimos que tenemos planeada la misma ruta, así que probablemente nos encontraremos nuevamente con ellos.

Mitla y sus alrededores es conocido por ser una zona productora de mezcal, licor producido por la destilación de la penca o corazón del agave, misma planta de la que se hace el tequila, pero la diferencia es que el proceso para producir mezcal es artesanal y 100% agave, no como el tequila que es industrial y para su producción se utilizan varios químicos. Cuando la planta llega a su madurez, se cortan las hojas y se deja el puro corazón el que se cuece, luego se muele, se pone en una tina de madera a fermentar por varios días y luego se deja destilar. Y además, aprendimos una importante lección:

“Al mezcal se le dan besos, no tragos”

 

Cortando las hojas al agave (Foto: culturacolectiva.com)

Cortando las hojas al agave (Foto: culturacolectiva.com)

Corazones de agave para producir mezcal (Foto: commons.wikimedia.org)

Corazones de agave para producir mezcal (Foto: commons.wikimedia.org)

 

Nos gustó volver a acampar en un pueblo y estar nuestra camper, después de casi un mes durmiendo en distintas casas -que en su minuto las disfrutamos y descansamos muchísimo (Querétaro, DF, Puebla, Cd. Oaxaca)-, pero sobre todo lo que más nos gustó fue el sentirnos tan bien recibidos por sus pobladores artesanos que nos abrieron las puertas de sus casas-taller y nos mostraron un mundo completamente nuevo y maravilloso.

 

Alfombra para nuestra "casa" que aún no existe...

Alfombra para nuestra “casa” que aún no existe…

 

Anuncios

6 Respuestas a “Oaxaca, tierra de tapetes y mezcal

  1. Pingback: La costa de Oaxaca, el paraíso infernal | upa chalupa·

  2. Que gran blog chicos!!
    Increible toda la información que comparten y los relatos que cuentan. Nos leeremos todas sus aventuras poco a poco, eso seguro 🙂

    Si, supongo que hierve el agua no es tanto como dicen no? seguramente nosotros también lo acabemos visitando, luego nos cuentan ;P

    Un abrazo enorme y no dejen nunca de viajar!!

    • Gracias amigos! Acá les pasaremos todos los datos y experiencias, pero siempre es importante tener en cuenta que cada experiencia es distinta! Otro abrazo para ustedes y les haremos caso… nunca dejaremos de viajar 🙂

  3. Que choroooo, ahora quiero ir a Oaxaca!!! Me encantó que no hubiera otros turistas!! Y el tapete hermoso… sigan sacando pica chiquillos, besos!

  4. Simplemente me encantó.!!!De alguna manera siento que voy viajando ,y sufriendo las mismas angustias que uds,Maravilloso., hasta siento el calor de esa gente que tan amablemente los han recibido!!!!Me imagino como habrá sido la caída de ese rayo y Toño saltando a la camper( tipo el robot de pascua,¿lo recuerdas? ,ja,jaaa)
    Un abrazo muy grande y cuídense mucho.Les quiero mucho (Ili)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s