Las maravillas de Zion y el impactante Gran Cañón

Caminando por el Gran Cañón del Colorado

Caminando por el Gran Cañón del Colorado

Estimados lectores, seguimos poniéndonos al día y escribiendo historias de lo que fue Diciembre! Y dice así…

Después de recorrer California, visitamos por un par de días la locura de Las Vegas para luego continuar por la ruta 15 hasta el Parque Nacional Zion en Utah, el que nos dejó literalmente con la boca abierta. ¿Quieren saber por qué?

Desde que entramos a Utah empezamos a ver estas rocas rojizas cubiertas por una pequeña capa de nieve. Ya sabíamos a lo que íbamos, por supuesto, ya que al armar la ruta, investigamos un poco del lugar que vamos a visitar, pero definitivamente es muy distinto verlo en persona.

zion_camino

Camino a Zion National Park

Llegamos a Zion al atardecer, había muy poca gente, pocos autos y el camping casi entero para nosotros. En un principio pensamos en acampar afuera del Parque para ahorrarnos unos dólares, pero una vez estando ahí no quisimos salir más!

Prendimos la parrilla como acto de felicidad máxima y revisamos los mapas y trekkings que se podrían hacer en el Parque. “Hay taaaanto por hacer!! Definitivamente, hay que madrugar!”.

Nos levantamos a las 6.30 de la mañana para ver el amanecer y luego ir al Centro de Informaciones que abría a las 8. Había varios senderos cerrados por nieve y hielo, así que la guarda parques nos recomendó algunas caminatas para hacer esos 2 días que estaríamos en Zion. Nuevamente la suerte está con nosotros y tenemos un día despejadísimo para caminar!

zion_camping

Volvimos al Camping y nos fuimos con la Piscola a nuestro primer trekking de calentamiento, “Emerald Pools”, que por ser invierno no tenían nada de agua, pero el camino valió la pena!

zion_emerald_pools

Después quisimos hacer otro trekking, bastante más exigente, llamado “Angels Landing”. Son 8 kms. ida y vuelta y 454 mts de desnivel, osea, una subida constaaaaaaante, pero preciosa! El sendero está bien delimitado e incluso, en su gran mayoría, pavimentado!! Sí… increíble, no?

zion_angels

Sube, sube y sigue subiendo…

Sí... el sendero está pavimentado!

Sí… el sendero está pavimentado!

En un momento llegamos a un punto donde había un guarda parques aconsejando subir sin bastones para tener las manos libres para agarrar las cadenas, ya que hay bastante hielo y nieve… “Ok!” dijimos y seguimos subiendo. Esta vez era bastante más empinado, angosto y bordeando el “precipicio”.

Agarrándome de las cadenas

Agarrándome de las cadenas… “Hasta acá llego yo!”

“Hasta acá no más llego yo”, dije. No me dio lo aventurera y aperrada para seguir subiendo. De sólo pensar en la bajada ya me dio pánico! “Anda con cuidado”, le dije a Vic y el siguió escalando…

zion_angels4

Por suerte no seguí… así se venía el panorama…

Lo esperé sentada en las rocas disfrutando del sol y una manzana y un buen rato más tarde lo veo bajar.

–          “¿Cómo te fue? ¿Llegaste hasta arriba?”.

–          “Noooo, había mucho hielo, estaba muy resbaloso y la gente que venía bajando lo había hecho con cadenas especiales para tener mayor tracción y me recomendaron no subir, porque hasta con cadenas era peligroso!”.

Vic sudando la gota gorda...

Vic sudando la gota gorda… ¡Afírmate amoooor!

Ahhh, qué alivio que esta vez no se las dio de Rambo!!! Comimos nuestros sándwich mientras me contaba de su aventura y empezamos a bajar.

Al día siguiente decidimos dormir hasta un poco más tarde y hacer otro trekking: “Observation Point”. Son 12,8 kms ida y vuelta, 646 metros de desnivel… otra laaaaarga subida (ni modo, estamos en un cañón!)

Partimos caminando sobre bastante nieve por la ladera del cerro a la que no le llegaba nada de sol. Es un constante subir donde a medida que vas avanzando, vas teniendo mejores y mejores vistas! En un minuto entramos al cañón “Echo” y vimos unas formaciones preciosas aunque la luz no estaba muy buena para las fotos.

zion_echo_canyon

Echo Canyon

Seguimos subiendo por un sendero pavimentado, al igual que ayer (qué increíbles estos gringos!!), vemos cómo crecen árboles sobre las rocas, diferentes texturas y colores en las paredes y luego el camino pavimentado se transforma en una pasta arcilloza resbaladiza por el derretimiento de la nieve.

zion_arbol

Árboles sobre las rocas

Llegamos a la cima… ¡Qué espectáculo más maravilloso! Disfrutamos de esta vista acompañados de un “sanguchito”, un té caliente y del silencio. Desde ahí arriba agradezco enormemente la posibilidad de presenciar este paisaje, de estar haciendo esto, de estar cumpliendo un sueño, rodeada de tanto amor, apoyo y buenas personas. Me siento inmensamente afortunada!

zion_obs_point3

Esa misma tarde dejamos el Parque para dirigirnos hacia Arizona. La verdad es que nos hubiese encantado visitar Bryce, Arches y Canyonlands, todos Parques Nacionales de Utah, pero el clima no nos acompañaba. (Dicen por ahí que hay que dejar cosas para una próxima visita!).

Acampamos a un lado de la carretera y madrugamos para aprovechar el día. La entrada a Arizona por la ruta 89-A nos encantó! Salimos prácticamente “de noche” y vimos uno de los amanecer es más lindos del viaje: El Monumento Nacional “Vermilion Cliffs” color fucsia iluminado por los primeros rayos de sol del día.

arizona_amanecer

Salimos bien temprano para aprovechar el día!

Vermilion Cliffs al amanecer

Vermilion Cliffs al amanecer

Luego cruzamos el río Colorado, paramos por algunas fotos y seguimos nuestro recorrido hacia el Parque Nacional Gran Cañón. Estábamos ansiosos, lo habíamos visto en varias fotos, queríamos llegar!

Río Colorado

Río Colorado

Una vez cruzando la caseta de la entrada donde mostramos nuestro Pase Anual, paramos en el primer mirador y no lo podíamos creer… Esta cuestión es realmente ENORME!!! No importa la dirección en la que mires, ahí está: Es el GRAN Cañón! Con más de 1,6 kilómetros de profundidad, 443 kms. de largo y más de 29 kms. de ancho. Impresionante es poco…

arizona_gran_canon4

Seguimos recorriendo varios miradores y en uno de ellos se nos acerca a conversar Leo y Milagros, pareja de argentinos de unos 70 años que viven en Madrid. Él estaba muy entusiasmado con haberse encontrado con nosotros, ya que su sueño (aún pendiente) también es recorrer América en una casa rodante. Después de conversar un buen rato, Vic le explica que nos tenemos que ir y nos invitaron a comer en la noche para seguir hablando del viaje.

Fuimos al Centro de Informaciones para planificar nuestros días en el Parque y seguimos manejando el resto de la tarde por la avenida que bordea el Cañón, parando en varios miradores (que son como 15) y tomando miles de fotos a lo “japonés”.

arizona_gran_canon

En la noche nos juntamos con Leo y Milagros en su Hotel y salimos a comer a un restorán de lo más pituco! Por suerte nos vestimos más decentitos para la ocasión, jajaja. Hace tiempo que no comíamos en un restorán y mucho menos de este tipo (no me puedo quejar, viajar con Vic es como tener un restorán móvil!). Conversamos de la vida, del viaje, su planificación, la ruta, los costos, recomendaciones de vehículo y el tiempo se hizo nada! Leo se ve muy decidido a hacerlo, ha sido su sueño por muchos años y lo ha ido postergando por otras prioridades que se le han presentado en el camino. Iría sin su señora, pero está buscando algún partner que lo acompañe y puedan dividir los costos. Grande Leo! Eres el fiel ejemplo de que nunca es tarde para cumplir lo que uno se proponga!

Al día siguiente hicimos un trekking  hacia el interior del Gran Cañón. El sendero se llama “South Kaibab Trail”, son 9,6 kms. ida y vuelta y 628 mts. de desnivel. Existen caminatas de 2 días en las que se puede acampar en el interior del Cañón y al día siguiente volver a subir 1600 mts., pero por esta vez, pasamos…

arizona_gran_canon2

Primera parada “Ooh-Aah Point” (el nombre será por la linda vista???)

El sendero que decidimos hacer es bastante popular porque tiene 4 etapas-miradores, entonces la gente avanza hasta el punto que se sienta cómoda y luego se devuelve. Nosotros caminamos hasta “Skeleton Point” bajando constantemente con algunos sectores planos y con distintas vistas espectaculares del cañón. Además que el día estaba perfecto para caminar, semi-nublado y no muy caluroso.

arizona_gran_canon3

Segunda parada “Cedar Ridge”

Descansando en "Skeleton Point"

Descansando en nuestra parada final “Skeleton Point”

Cuando íbamos subiendo, ya de vuelta, nos encontramos con Leo! Había decidido salir a caminar y llegó hasta el segundo mirador. Nos invitó nuevamente a comer (esta vez pizza y cervezas!) para terminar los temas pendientes de la noche anterior.

Esa noche dejamos el Parque, sentimos que a pesar de que es monstruosamente gigante, ya habíamos recorrido suficiente y quedamos más que contentos con lo que vimos en la caminata.

Ahora seguimos avanzando al sur, mi prima Cata y su familia nos espera en Tempe para celebrar la Navidad!

>> Ver más fotos de Zion National Park

Anuncios

5 Respuestas a “Las maravillas de Zion y el impactante Gran Cañón

  1. Pingback: Atrapados en Tubac | upa chalupa·

  2. Algo imperdible para un fotøgrafo es antelope canyon, no dejen de pasar por allá.googleenlo es breathtaking!. Saludos

    • Hola Fran! Lamentablemente cuando pasamos estaba cerrada la ruta 89 por nieve y ahora ya estamos a punto de cruzar a México! Quedará en la lista de pendientes, para la próxima! Gracias por el dato 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s