Paseo a las Termas Sloquet

El martes 9 de Octubre decidimos tomarnos un merecido descanso y partimos a las termas Sloquet, que quedan como a 2 horas de Pemberton. Fuimos con una pareja de amigos, Lance y Aziza.

Nos pasaron a buscar después de almuerzo en su camioneta 4×4, porque al parecer el camino no está muy bueno como para ir en “Intrépido”, nuestro cacharrito.


Bordeando el río Lilloet nos encontramos con esta águila esperando por sus peces!

Llegamos cerca de las 5, armamos el camping y cocinamos unos tallarines pa matar el hambre. Ya con la “guatita llena”, pescamos un par de chelas, linternas, toallas y bajamos a las termas!

Quedan bastante cerca de los sitios de camping, deben ser unos 200 metros, pero es un camino bien empinado y de piedras, un poco resbaloso. Llegamos ya oscuro, no vimos mucho el paisaje, pero daba lo mismo… El agua estaba increíble!!!

Son como 8 pozones naturales, de distintos tamaños y temperaturas y se puede escuchar el sonido de río corriendo bastante cerca, de hecho está al lado!. Vic esa noche se metió a las termas, después al río congelado y después a las termas de nuevo. Yo NICA! No hoy, quizás mañana…

Al día siguiente, después de un nutritivo desayuno con Irish Coffee (Café con Baileys) y tostadas volvimos al agua, esta vez con luz y zapatillas. Fue impresionante ver el camino de día… los colores del otoño, el vapor saliendo por la quebrada y una vez que llegamos, ver los pozones al lado de este río verdoso-transparente…

Impactante!!! Queremos vivir acá para siempreeeee!!!

Esa tarde ya nos teníamos que devolver, pero ninguno quería. Vic y Lance salieron en la camioneta a buscar señal para llamar por teléfono y avisar en las pegas que nos tomaríamos 1 día más, pero significaba manejar mucho rato y decidieron volver al Camping. Chao no más, no avisamos y nos quedamos otra noche!!

Al día siguiente en la mañana (jueves), Lance salió en la camioneta a buscar señal porque necesitaba hablar con su viejo con urgencia. Nosotros nos levantamos como a las 11 y nos encontramos con que el café, pan, huevos, cocinilla, todo, TODO estaba en la camioneta! Como hay osos por acá no se puede dejar nada a mano… en fin, a esperar a Lance!

Ya eran la 1:30 pm cuando vemos que llega caminando…………….. “Qué te pasó? Estás bien????” y ahí nos cuenta que pinchó un neumático y tuvo que manejar como 15 kms a 10 km/hr para acercarse al Camping porque no pudo sacar el neumático de repuesto. Vamos a ver la camioneta y nos encontramos con esto:

Quéeeeeeeeee???? Nunca en mi vida había visto un neumático tan hecho mi**da… Bueno, ahora tocaba la misión de cambiarlo! Los chicos se tiraron al suelo a luchar contra la rueda de repuesto que estaba oxidada y muy apretada. Después de varios minutos (VARIOS) lograron sacarla! Excelente! Ahora sólo hay que reemplazarla!

Arreglando la llave y aprovechando de tostar el pan!

Cueeeeckkk otra historia más!!!

La Toyota 4Runner trae un maldito sistema de bloqueo anti-robo donde uno de los pernos es distinto a los otros y necesita una herramienta especial, que por supuesto, estaba ROTA! Y qué hacemos ahora??? Paramos a toda camioneta y auto que se cruzó en el camino, pedimos herramientas, nadie tenía la que necesitábamos, se estaba oscureciendo y finalmente decidimos cortar por lo sano y quedarnos otra noche más en el camping.

Pensamos en Paul (nuestro flatmate) que siempre se preocupa mucho por nosotros y le pedimos a una pareja, que estaba volviendo a Whistler, que llamara a Paul y le avisara que estábamos bien, pero con una rueda pinchada.

Lance y Aziza decidieron ir a relajarse a los pozones y nosotros optamos por disfrutar la fogata y dormir!

Día siguiente, viernes, nos despertamos en la madrugada y estaba chispeando. Seguimos durmiendo un rato más y nos levantamos para ver cómo solucionábamos este tema. Vimos que alguien se estaba yendo del camping y Vic partió a hacer dedo. El tipo lo llevó hasta un cruce y Vic caminó una hora hasta hacer dedo nuevamente para llegar a Pemberton y buscar la famosa herramienta que necesitábamos para cambiar el neumático.

Mientras tanto, nosotros nos quedamos en el Camping, disfrutando un último baño en las termas, cocinando y ordenando la camioneta y el sitio para tener todo listo cuando llegue Vic. Así se nos pasaron 8 horas hasta que volvió con todo lo que necesitábamos! Ojalá que funcione!!!

Estaba oscuro, eran las 7 de la tarde. Los chicos partieron a cambiar la rueda mientras Aziza y yo desarmamos el camping y terminamos de cocinar unas berenjenas rellenas asadas en la fogata.

Lance y Vic volvieron con la camioneta lista! Lo lograron!!!

Eran las 8, seguía lloviendo y estaba más helado. Vamos de vuelta a la casa que Paul nos está esperando con la chimenea prendida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s